Verdial de Badajoz

El árbol es resistente a la sequía y se dapta bien a suelos pobres, pero es susceptible al frío invernal.

Su capacidad de enraizamiento es baja.

El fruto es de gran tamaño. Es apto para aceite y para aceituna de mesa.

Tiene alto rendimiento graso. Maduración tardía y alta resistencia al desprendimiento.

Productividad elevada y constante.