Picudo

Su nombre viene por la forma del fruto, con un ápice apuntado, curvado y pronunciado pezón.

Se da en las provincias de Córdoba, Granada, Málaga y Jaén.

El árbol es muy vigoroso, con gran capacidad de enraizamiento.

Se adapta bien a los suelos calizos y al exceso de humedad. Es tolerante al frío.

La hoja es de tamaño grande, larga y ancha. El haz es de color verde muy oscuro.

El fruto es de tamaño grande y de color negro en maduración.

Rendimiento graso elevado. Maduración tardía.